Noticias

Noticies

Las Fundaciones Pequeño Deseo y Valencia CF cumplen el gran sueño de Juan para apoyarle en su enfermedad

Madrid
Martes, 13 Febrero, 2018

La historia de este niño, reflejada en un emotivo vídeo, se convierte en la celebración del 18º aniversario de Pequeño Deseo

 

Las Fundaciones Pequeño Deseo y Valencia CF cumplen el gran sueño de Juan para apoyarle en su enfermedad

La Fundación Valencia CF se ha unido, una vez más, a la Fundación Pequeño Deseo para cumplir el sueño de Juan, un niño de 8 años con una grave enfermedad que deseaba conocer a Dani Parejo, capitán del club. Una historia que se refleja en un emocionante vídeo realizado por VCFPlay y lanzado coincidiendo con el 18º Aniversario de Pequeño Deseo.

“Juan es un apasionado del fútbol, siempre ha querido jugar, pero por su enfermedad no ha podido”, explica Susana, su madre. Además, es un gran seguidor del Valencia CF igual que David, su padre que es quien le ha inculcado esta pasión. Él siempre le dice: “Hijo, yo tampoco juego al fútbol y no pasa nada. Nos gusta, somos valencianistas y siempre apoyamos a nuestro equipo. Eso es lo importante”. Pero a Juan le gustaría echar un partidillo en el recreo como la mayoría de los niños de su cole.

“Cuando supimos la historia de Juan no tuvimos ninguna duda de que la Fundación Valencia FC nos ayudaría a hacerle feliz”, comenta Marta Miró, coordinadora en la Comunidad Valenciana de la Fundación Pequeño Deseo, una entidad que lleva desde el año 2000 cumpliendo los deseos de niños con enfermedades graves para llevarles alegría e ilusión.

“Justo ahora nos hacemos mayores de edad, pero seguimos soñando como niños y con los niños”, explica Cristina Cuadrado, directora de la Fundación. “Y no había mejor manera de celebrar nuestro 18º aniversario que compartiendo un deseo tan especial como el de Juan que ha podido cumplirse gracias a nuestros amigos del Valencia”, subraya.

La colaboración entre las fundaciones Valencia CF y Pequeño Deseo ha logrado que muchos niños y adolescentes valencianistas puedan ver cumplido su deseo de conocer a sus ídolos o presenciar encuentros históricos para el club.

Cuando Juan conoció a Parejo

Un día, Juan, su hermana y sus padres iban a hacer unas compras para prepararle una fiesta a su tía Puri… O eso creían ellos. Todo era una excusa muy bien planificada para darle la gran sorpresa de su vida. Cuando se acercaban a la ciudad deportiva donde el equipo entrena, Juan, lleno de ilusión, le decía a su padre: “Mira papá, el escudo del Valencia”. Pero aún creía que todo estaba relacionado con la fiesta de su tía. Allí entró en una sala y en cuanto vio el futbolín se puso a jugar.

Estaba muy entretenido, junto a su familia, cuando de repente apareció alguien muy importante para él: Dani Parejo, el capitán del Valencia y el ídolo de muchos niños como Juan. Al principio no podía creérselo y es que en la Fundación Valencia CF no se conformaron con lograr que Juan viera a Parejo. Quisieron organizar un encuentro especial entre ellos para que pudieran charlar, jugar un rato y conocerse de verdad. ¡Y vaya si lo lograron! La cita fue tan especial que Juan sonríe cada día al recordarlo.

Además, Susana, su madre explica que: “En el cole, Juan se sentía un poquito aislado porque no podía hacer las mismas cosas que otros niños”. El encuentro con Parejo logró cambiar también esa circunstancia: “De pronto, se convirtió en el protagonista, todos los niños le preguntaban y querían ver sus fotos con el capitán y eso le ha hecho sentirse genial”, explica Susana quien aún se emociona al explicar la gran alegría que este deseo cumplido ha supuesto para todos.

El propio Juan nos ha contado que lo mejor fue: “que es muy simpático porque jugó conmigo y que me regaló la camiseta firmada y… ¡el brazalete del capitán!”. Y añade un mensaje para él: “Gracias. Gracias. Gracias”. Son las mismas palabras que sus padres han querido transmitir a ambas fundaciones: “Gracias porque lo que hacéis es increíble y maravilloso”.

VER VÍDEO “Cuando Juan conoció a Parejo”

Un secreto difícil de mantener = una sorpresa inolvidable

Una de las cosas que más destaca ahora Susana fue lo difícil que le resultó mantener el secreto: “Me costó muchísimo callarme, pero lo hice por él”. En todos los sueños que cumple la Fundación Pequeño Deseo, siempre se intenta que la sorpresa se mantenga hasta el final. “Es importante por dos motivos: el primero no generar una expectativa inmediata en el niño porque si se lo cuentas, quiere su deseo en ese instante”, explica Cristina Cuadrado y añade: “y el segundo, porque está demostrado que mantener la sorpresa multiplica el efecto positivo del deseo”.

Esta fue una de las conclusiones extraídas del estudio que Pequeño Deseo realizó (en colaboración con la UCM, el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Fundación Lafourcade-Ponce) para demostrar científicamente que las emociones positivas de un deseo cumplido tienen un efecto positivo directo el bienestar del niño. Dicho efecto fue constatado por niños, familiares y los médicos que tratan su enfermedad.

Pero, más allá de cualquier conclusión científica, el brillo en la mirada de un niño como Juan y sus palabras y las de su familia son la mejor prueba de que, como reza el lema de Pequeño Deseo, “a veces cumplir el deseo de un niño es su mejor medicina”.