DESEO CUMPLIDO 3502

¡Natalia estaba encantada! Cuando llegó no podía creerse lo que estaba viendo, unos caballos muy especiales que bailan en espectáculos, ¡sus favoritos! Pudo conocer a los jinetes, le entregaron un diploma que certificaba que era amiga de los caballos y, cómo no, les estuvo acariciendo y conociendo.