DESEO CUMPLIDO 4272

A Christian le encanta la música y, sobre todo, tocar el piano, pero el teclado del suyo se le había roto. Esa tarde su madre le propuso ir a dar un paseo y sin preguntar a donde iban, se vio delante de una academia de música. Alguien le estaba esperando en la puerta y le invitó a que pasara y le saludó su nueva profesora de música que le va a enseñar a tocar el piano. Christian se sorprendió y le dijo: ¡"Yo ya no tengo piano"! y la varita de Fundación Pequeño Deseo le entregó un nuevo piano y Christian al verlo se preguntaba: "¿pero es para mí. Me lo puedo llevar a casa?". Gracias a Musiescuela por ayudarnos a hacer realidad el #deseoscumplido de Christian.