DESEO CUMPLIDO 4365

Nada más llegar a las pistas de trineos, Ángel Eduardo se lanzó a la nieve y ya no quería hacer nada más que estar allí jugando. Se divirtió muchísimo deslizándose por las rampas con un trineo junto a su madre, subiendo al columpio de las ruedas y haciendo con su padre un muñeco de nieve enorme. Al día siguiente le contaba a todo el mundo: "¡Estuve en la nieve!"  Muchas gracias por hacer posible el#deseocumplido de Ángel Eduardo Aramón Javalambre.