DESEO CUMPLIDO 4602

Esa tarde a Adrián no le apetecía ir a ningún sitio, pero su madre lo convenció para que fueran a dar una vuelta cerca del puerto de Málaga. Allí le estaba esperando la varita de Pequeño Deseo que se iría con él a remar. Sería una aventura inolvidable para Adrián que nos dijo: "¡Ha sido muy divertido. Nunca había remado en una jábega. Cuánta gente pendiente de mí, me lo he pasado de miedo!" Damos las gracias a laAsociación del Remo Tradicional y a la Asociación de Voluntarios de La Caixa de #Málaga por hacer realidad el #deseocumplidode Adrián.