Inés con su tratamiento ansiaba salir de excursión, por fin pudo visitar el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, pasó un fin de semana inolvidable.

Inés es una apasionada de los animales y de la naturaleza, y lo que más echaba de menos durante su tratamiento era poder ir de excursión a la montaña. ¡No veía el momento de perderse entre la inmensidad de los árboles! 
Desde la Fundación decidimos unir sus dos pasiones para sorprenderla y le organizamos un viaje a Santander para que pudiera disfrutar del entorno natural de la zona. Allí visitó el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, un paraje natural precioso lleno de animales que viven en semi libertad en un entorno maravilloso.
Inés disfrutó al máximo de la naturaleza, de los animales y pasó un fin de semana inolvidable.
Muchísimas gracias a la Fundación Inocente Inocente por ayudarnos a hacerlo posible.