María Victoria se olía algo extraordinario, y así fue conoció por fin Selwo Marina.

María Victoria es una niña de diez años que estaba un poco nerviosa porque es muy lista, y se olía que algo extraordinario estaba a punto de suceder... y efectivamente, nuestra varita tenía preparada una sorpresa muy especial para ella . ¡Por fin conocería Selwo Marina! Además de pasar un día estupendo, en el que incluso dio de comer a los delfines, pudo ir a darse un chapuzón en la playa.¡Lo pasó genial! [☺️]
Muchas gracias a Caixabank Sevilla por hacer posible el #deseocumplido de María Victoria, a Sunset Beach (Benalmádena) por su colaboración, a Selwo Marina por su cálida acogida, a Estefanía por su ayuda incondicional y a nuestro voluntario Mario por implicarse siempre en los deseos que realizamos.