¡Valeria no podía disfrutar más con su unicornio!

A Valeria lo que más le gustan son los animales, sobre todo los ponys y... ¡los unicornios! Así que, coincidiendo con la visita de sus abuelos, nuestra varita decidió darle una sorpresa. ¡La llevó a un lugar mágico lleno de ponys! Pudo acariciarlos, peinarlos... incluso montar sobre ellos. Pero lo mejor llegó al final, cuando Valeria pudo disfrutar de la compañía de un precioso unicornio que además trajo con él una cajita con ponys de juguete. ¡Fue un día lleno de magia y emoción!

Muchísimas gracias a la Fundación Jesús Serra por ayudarnos a hacer posible este #deseocumplido, así como al Hospital Universitario Reina Sofía y al personal del Pony Club de Córdoba por su cariño hacia Valeria.

#juntoscumplimosdeseos